Un ‘bosque tallado’ en la Patagonia Argentina preservado como un tesoro único

Buenos Aires, 28 de julio (EFE). Un grupo de escultores ha pasado más de una década transformando una parcela de tierra imponente devastada por incendios forestales en el extremo norte de la región de la Patagonia argentina en un museo al aire libre único, un proyecto que ahora están llevando a cabo como un tesoro para las generaciones presentes y futuras.

Marcelo López, escultor, artesano y orfebre, fue el impulsor del proyecto del llamado «bosque tallado» en Beltrequetron («colgando de las nubes» en Araucana), una montaña que se eleva sobre el vecino pueblo de El Bolsón en la provincia suroccidental de Río Negro.

Hace más de dos décadas, mientras caminaba por El Piltri, se topó con los restos de un gran incendio forestal ocurrido en 1980.

Había una gran cantidad de árboles carbonizados caídos. Eran linjas gigantes … el deseo de hacer algo con esta madera muerta, quemada, tirada allí ”, dijo la artista Effie.

López, quien en ese momento se reunía frecuentemente con un grupo de compañeros escultores, decidió organizar un evento en esa parte árida de la montaña, diciendo que su idea era «llevar a los artistas allí a trabajar en todas esas cajas y quedarse allí». como sorpresa para los excursionistas. «allá».

Aspirando a lograr tres objetivos: promover el intercambio de experiencias creativas, enriquecer el patrimonio artístico y cultural de la región y beneficiarse de los recursos forestales destruidos como resultado del abandono humano, el artista comenzó a trabajar en planes para financiar el proyecto.

En 1998, con la ayuda de amigos y colegas de la zona, pudo recaudar fondos suficientes para una reunión nacional inaugural de escultores en el monte Peltricitron.

READ  “Amo tu anfitrión”: la fuerte reacción de Fede Bal luego de la presencia sorpresa de Lizy Tagliani en Telefe

Las primeras 13 esculturas fueron talladas durante ese primer montaje de ocho días.

A pesar del «esfuerzo faraónico» para recaudar fondos y transportar artistas, equipo, comida y carpas a caballo por un camino empinado y de grava, dijo que la primera reunión dejó a los participantes con un fuerte deseo de continuar y organizar una futura reunión-UPS.

Esparcidos por esta parte del bosque y escondidos entre pastos y plantas, duendes, payasos, pumas, jabalíes, serpientes emplumadas, figuras humanas y “negocios de todo tipo” poco a poco comenzaron a ocupar el lugar y recuperar parte de la vitalidad perdida en el incendios forestales.

Durante cinco montajes realizados a lo largo de un período de más de una década, grupos de ocho a 12 escultores de toda Argentina y más allá han ejecutado 60 obras que conforman el «Bosque Esculpido», un lugar que ha sido declarado parte de la cultura y el turismo. patrimonio de la provincia de Río Negro y un área de importancia nacional, regional y municipal.

Durante 18 años, una asociación cívica formada por López y otros miembros de su grupo se encargó de preservar y proteger este museo al aire libre ubicado a 1.800 metros (5.900 pies) sobre el nivel del mar, un área que llamaron la más alta del mundo. Sendero de esculturas.

“Es un patrimonio cultural dejado para las generaciones futuras y para la ciudad de El Bolsón … Tomó mucho trabajo, pero lo hicimos con gusto y alegría”, dijo López. EFE

mjbd / mk

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Sanmiguelino