Argentina en medio de la guerra: «Están atacando a la población civil con drones suicidas»

Artsakh Republic está en conflicto con Liu Momjian, historiador de la guerra

Desde su llegada a Armenia, sus cinco sentidos han estado en la superficie. Hablado de El olor a fuego Dice que el sabor de la granada aportó una dosis de dulzura en sus amargos paseos por ciudades totalmente arruinadas. Vio (casi) todo: desde casas demolidas hasta Soldados mutiladosPasando misiles Smerch Incrustado en la pista.

Dice que escuchar es la clave. A lo largo de los días, aprendió a diferenciar entre un «dron» y un «dron suicida»., También llamado «Harop». Explica que el primero tiene ruidos muy especiales, como «zumbido de abeja». Están siendo utilizados por los militares turcos y azerbaiyanos para tomar fotografías de la zona. Quince minutos después, aparecieron drones suicidas.

Pesa 23 kg y puede volar hasta 6 horas. Una vez que se selecciona el objetivo, bajan y explotan. Deja daño con un radio de unos 20 metros. En las trincheras donde están los soldados, no le temen a las balas sino a los drones. Lo peligroso es que también lo están usando para atacar a la población civil.«.

«Este agujero era una casa en Stepanakert. Otra evidencia del ataque azerbaiyano-turco contra la población civil de la República de Artsaj», dice Liu.

Lo que pone en contexto es Leonardo Momjian. Leo, como le llaman cariñosamente, tiene 43 años y Creció en Valentine Senna. Licenciado en Ciencias de la Comunicación, periodista y presentador de la revista radial «Ayres de Armenia», el 10 de octubre partió de Eziza hacia Ereván (la capital de Armenia), como corresponsal certificado de El diario de Armenia Cubrir Conflicto de la República de Artsaj (Nagorno-Karabaj)Con productor y fotógrafo.

Leo también es esposo y padre de adolescentes de entre 15 y 17 años.. Ni mi esposa ni mis hijas estaban convencidas de la idea de viajar como corresponsal de guerra porque soy En la imaginación social, existe la idea de que las bombas están cayendo a sus costados. Si bien hay algo de eso, no es. Por otro lado, creo que entiendo que este es mi trabajo. No solo como periodista, sino también como periodista armenio. Estamos en la cúspide de la limpieza étnicaMomjian señala las peleas que motivaron su viaje.

READ  Encontraron otra cepa del virus Corona atacando a los más jóvenes
Leo con Jarrow Severian. "Nos movemos de la mano del departamento de prensa militar llevándonos a lugares teóricamente seguros", Dice el periodista.
Leo con Jarrow Severian. “Nos movemos de la mano de la parte periodística del ejército que nos lleva a lugares teóricamente seguros”, dice el periodista.

La nota con Infobae Se acordó, al principio, para el lunes 26 de octubre, pero dos horas antes de que se cancelara. «Estamos en el sorteo, así que nos vamos de Stepanakert (la capital de la República de Artsakh) porque Hubo un alto el fuego que no se estaba respetando. Azerbaiyán continúa disparando misiles contra las ciudades de Martakert y Martinica. Lo que tengo que hacer es dejar esta zona rápidamente. Cuando llegas a un lugar más seguro, te contactamosLiu explicó esto a través de los audios de WhatsApp.

La comunicación se reanudó el miércoles 28 a las 7 am desde la ciudad de Goris, ubicada en la frontera entre Armenia y la República de Nagorno-Karabaj. El argentino acababa de despertar, todavía sin desayunar, y testificó sobre su trabajo en plena guerra.

«Desde nuestra llegada hemos cubierto los ataques contra la población civil. Porque no atacan zonas de guerra, sino a la población civil: hogares de familias, hospitales y catedrales. Mi trabajo es registrar y documentar todo eso. Lo que hago es ir a diferentes ciudades, hablar con la gente de allí y mostrar su realidad ”, dice Liu.

Según su corresponsal, el periodista también presenció varias notificaciones de advertencia de posibles ataques. «Tuvimos que correr al escondite: una especie de sótano donde te refugias. Pasamos dos noches allí».

"Durante uno de los cinco ataques nocturnos perpetrados por Azerbaiyán.  No usé mis zapatos, entonces
“Durante uno de los ataques de cinco noches que llevó a cabo Azerbaiyán. No me puse los zapatos, el ‘pabuch’ en el hotel no era la mejor opción. Estaba esperando para ir al sótano del hotel.

¿Cuál fue el panorama que encontraste?

– La situación es trágica. Las mujeres y los niños fueron evacuados de Artsakh. Los hombres se quedaron defendiendo sus tierras. Tienen esa privacidad. Saben que por otro lado quieren eliminarlos y ponerse el cuerpo. He visto situaciones horribles. Ambulancias rotas, hospitales destruidos, soldados mutilados. Suena ridículo, pero de alguna manera y después de tantos días de estar aquí, es casi como si hubieras comenzado a deletrear explosiones. Como armenio, leo historias exonerando actos patrióticos, pero como argentino, todavía estoy muy sorprendido por la guerra. mucho.

READ  El derecho al aborto y la vacuna Covid-19 crearon los choques más poderosos en el debate

¿Cómo se movilizan tú y tu equipo?

De manos del departamento de prensa militar que nos traslada a lugares teóricamente seguros. Digo teóricamente porque los dos últimos días no han podido garantizar esta seguridad. Tuvimos que ir a Askeran, a dos o tres kilómetros de la frontera, y cuando llegamos comenzaron los intercambios. Misiles lejanos, ametralladoras y primeros planos. A pesar de tener una orden de alto el fuego, Turquía y Azerbaiyán dieron un paso al frente. Los ataques se dan en todos los frentes (en Mardini, en Mandayer, en Yabri), pero la región sur está en mayor riesgo porque es donde los turcos y azeríes quieren entrar y luego apoderarse de este sector de Armenia y unificar Turquía con Azerbaiyán.

Vista de los daños a una vivienda en Stepanakert como consecuencia de los enfrentamientos en Nagorno Karabaj (Foto EFE / Pablo González).
Vista de los daños a una vivienda en Stepanakert como consecuencia de los enfrentamientos en Nagorno Karabaj (Foto EFE / Pablo González).

¿Qué te hace sentir en medio de la guerra?

no tengo miedo. Estoy advertido. Estoy tratando de conseguir un plan a, b, c. Lo principal es que el terreno está bien pensado.. Más allá de la información que tengo Lo que hago es leer las situaciones. Si salgo a una carretera y veo una movilización masiva de tropas, lo primero que pienso es: «¿Tengo la oportunidad de salir de aquí?». El lunes 26 de octubre, cuando estábamos tomando esta nota, estaba en Stepanakert y comencé el bombardeo. Hablé con mis fuentes y me dijeron: «Estás medio jugado». Luego activamos la salida. Esto es peligroso. Es más, te cuento una anécdota. Hace cuatro años, en 2016, viajé para preparar un informe sobre la Guerra de los Cuatro Días (un conflicto armado entre las FDI en el Alto Karabaj, con el apoyo de las Fuerzas Armadas de Armenia, contra las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán) Los azeríes me pusieron en una lista negra. Si me atrapan, no sé si contaré la historia.

– Desde su llegada, ¿ha pasado por alguna situación difícil?

-Si. El sábado fue alrededor de las 5 pm. Nuevamente tenía que salir de Stepanakert, pero solo salía los domingos a las 8.30 a. M. Empecé a hacer llamadas, a hablar con Buenos Aires … No podía esperar doce o dieciocho horas: era eterno. Pedí ayuda en el lobby del hotel para ir a Goris y me dijeron: «Dejé el auto allí. Ahora es casi imposible». Subí a mi habitación, tomé las credenciales de prensa, corté la parte armenia y comencé a borrar las fotos de mi teléfono celular.. Siempre pienso que si algún azerbaiyano me atrae y me conecta con Armenia, entonces estoy jugando. Dos o tres horas fueron muy largas. Allí sentí miedo.

READ  "Enero será horrible": Anthony Fauci advierte sobre la progresión del COVID-19 en Estados Unidos
Una granada en mi mano (una fruta nacional de Armenia) que leí con un residente (a la derecha) de Martoni, una comunidad urbana del distrito de Gigharkunik.
Una granada en mi mano (una fruta nacional de Armenia) que leí con un residente (a la derecha) de Martoni, una comunidad urbana del distrito de Gigharkunik.

Cubriendo la guerra en el contexto de una pandemia. ¿Cómo te cuidas?

Para salir a la calle me puse una chaqueta que pesaba unos diez kilogramos y un cascoEsto me aprieta un poco la cabeza. Con respecto a COVID-19 en Armenia y Artsakh, veo muy pocas personas con máscaras. También es cierto que no existe tal concentración de población. ¿Que te puedo decir? Llevo barbilla y gel de alcohol para protegerme y limpiarme las manos, porque aquí hay mucho contacto físico: la gente te presenta, y tú saluda a los soldados, a los capitanes … hacemos lo que podemos.

Liu se identifica a sí mismo como un participante activo en la causa armenia. Dice que defiende la memoria y recuerda El Genocidio Armenio, 105 años se conmemoró el 24 de abril. La historia, dice el periodista, parece repetirse. «El gran director de esta guerra es Turquía. Azerbaiyán se ha convertido en el títere de Erdogan. Quieren Artsakh (Nagorno-Karabakh) sin armenios. Tienen la intención de eliminarlos y tienen potencial porque el poder militar turco es mucho mayor. Los armenios tienen el coraje de permanecer en las trincheras que resisten los ataques. Es urgente emitir organismos internacionales al respecto«, Concluye.

Seguí leyendo:

La comunidad armenia en Argentina marchó para exigir el reconocimiento internacional de la República de Artsaj

La dramática historia de una mujer argentina con una mochila preparada en caso de que estalle una guerra entre Armenia y Azerbaiyán

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

ELSANMIGUELINO.COM.AR ES PARTICIPANTE EN EL PROGRAMA DE ASOCIADOS DE AMAZON SERVICES LLC, UN PROGRAMA DE PUBLICIDAD DE AFILIADOS DISEÑADO PARA PROPORCIONAR UN MEDIO PARA QUE LOS SITIOS GANAN TARIFAS DE PUBLICIDAD POR PUBLICIDAD Y ENLACE A AMAZON.COM. AMAZON, EL LOGOTIPO DE AMAZON, AMAZONSUPPLY Y EL LOGOTIPO DE AMAZONSUPPLY SON MARCAS COMERCIALES DE AMAZON.COM, INC. O SUS AFILIADAS. COMO ASOCIADO DE AMAZON, GANAMOS COMISIONES DE AFILIADOS DE COMPRAS QUE CALIFICAN. ¡GRACIAS, AMAZON POR AYUDARNOS A PAGAR LOS GASTOS DE NUESTRO SITIO WEB! TODAS LAS IMÁGENES DE LOS PRODUCTOS PERTENECEN A AMAZON.COM Y SUS VENDEDORES.
Sanmiguelino