Deporte

Uno tras otro para la selección argentina ¿Cómo te ríes …

Armani (5): Ese Martínez para, luego Andrada, por lo que se olvida a Romero … Finalmente, la posición pasa a River, testigo destacado del inofensivo ataque de Ecuador (dos disparos, ambos desviados). Su primera intervención llegó en el 47 ‘, en un balón parado que se fue a un área pequeña y acabó con Armani cayendo dentro de la portería, y afortunadamente, el pito desde la delantera central. Más tarde, se disfraza con un traje de Neuer alemán para anticipar un pase largo y despejar la cabeza de su región natal.

Montel (5): La vuelta de la apuesta del DT es reunir a muchos de un mismo equipo en defensa (Armani, Montiel y Martínez Quarta). Se sintió incómodo subiendo en la primera parte, ya que su plantilla lo detuvo nada menos que Messi. En el segundo, tuvo que defender y obstaculizar sus buenas caídas. Al principio se envió una varita y después de un tiempo fue reemplazada.

Martínez mié (6): En su tercer partido en la selección nacional y primero en puntos, fue el jugador con más posesión de balón (fue el segundo más asistencias, con 73, detrás de Paredes, con 75). En la estrategia de Scaloni, con poco en el centro del campo, el balón cae mucho en el centro del campo, por lo que, al final, ambos terminan manejando el tempo del partido por momentos. Rápidamente mostró su clase caminando junto al Valencia y quitando el balón con casi facilidad.

Otamendi (5): Si Martínez Quarta se destacó en el primer partido ante el Valencia, entonces Otamendi se quedó dormido y tuvo que correr por detrás hasta llevarse el conteo final al ecuatoriano. Sus 11 años en la selección y su reciente salida del fútbol inglés al portugués lo pusieron bajo el microscopio en medio de un cambio ordenado por Scaloni. En Al-Mukamel, rápidamente lo volvieron a golpear y le cortaron un error. Por supuesto, era el amarillo que merecía.

READ  Marcha atrás: Pavón estará molesto con la selección argentina

Tagliaviko (5): El sector izquierdo de la Selección fue el menos móvil, por lo que su participación en el desarrollo del partido fue limitada. Además, cuando el balón pasó por el medio, que tenía la tarea de ubicar a Paredes y DePaul, tanto él como Montel fueron opciones de pase muy poco atractivas. Casi su único protagonismo lo dio una corrida de choc que se tiró Otamendi y terminó en el lateral, cuando venía Ecuador.

De Paul (4): El Gran Descubrimiento del Ciclo Scaloni ocupa el quinto lugar con mayor responsabilidad creativa, algo a la derecha y por delante de Paredes. En desventaja en comparación con el mediocampo ecuatoriano densamente poblado, le costó caro. Perdió muchas bolas duras al quedarse en falta.

Paredes (5): Como de costumbre, la unidad que lo acompaña en su función de volante de dirección hace temer lo que podría suceder contra un competidor más caliente. Totalmente impreciso, especialmente en tiros de esquina. Fue reprendido desde el principio en una obra que demostró su conocimiento inicial de la marca. La infracción es un recurso limitado que los cinco deben usar sabiamente.

Acuña (5): Con mucho enfoque en el juego por la banda derecha, el ex Ferro y Racing fueron la elección perfecta para descomprimir la cosa con un balón cruzado. Úselo poco. Quizás porque la principal fuente de ataque es el centro, y con baja estatura para los atacantes, esta posibilidad está descartada. Correctamente asistido en defensa a pedido. Se lesionó en el minuto 65.

Ocampos (6): El penal llegó 1-0 gracias a su gran exclusividad y su buen manejo del arte de caer al área. Se movía principalmente por el flanco derecho y ejecutaba todo lo que se le lanzaba. Recibe muchas infracciones y habla mucho con el árbitro, pero aún le falta la placa para escuchar. Su excelente momento en Sevilla fue emocionante, y en su partido de debut con puntos en la selección (jugó solo tres amistosos a la espalda), no estuvo fuera de su alcance. Como Argentina, comenzó a romperse y caer, aunque fue el más destacado.

READ  Boca recibió una oferta indiscutible por Villa

Messi (6): El destino le guiñó un ojo en la cara lanzándole un penalti en los primeros minutos. Con aparente motivación, trató de comerse los talones de los oponentes varias veces, ya que no lo había notado durante mucho tiempo. Pero esto solo funcionó al principio. En la segunda parte estuvo principalmente trabajando como mediapunta, algo constante, viendo cómo manejaban los ecuatorianos el balón. Y el ingeniero de sonido del estadio no dio muchas oportunidades para poner la canción grabada que coreó su nombre.

Martínez (6): Cuando Argentina recibió el balón, casi no lo vieron. Cuando Ecuador lo consiguió, se dedicó a correr. Y cuando lo consiguió, sintió la dureza de los competidores. Una misión de Jacquier para el argentino 9, que aún es capaz de robar el balón del penalti y entregar un pase directo decisivo al Ocampus (que algunos dicen que fue una coincidencia) para dejarlo lado a lado en el que fue el segundo y último. Los dardos de todo partido para la selección nacional (ocho tiros, dos torcidos y 4 defensores tacleados) fueron sustituidos porque la novena salida es el voto de Song.

Salvio (-): Este fue el primer cambio de Scaloni y salió bien. Si la tocó, fue una coincidencia porque su récord coincidió con la actitud inusualmente negativa del equipo en la segunda mitad.

Alario (-): Sus ingresos tienen dos explicaciones: darle un descanso a Lautaro y ganar centímetros en defensa si una pelota competitiva nunca golpea.

Foyth (-): Otro cambio (ingresado vía Montiel) sumó once centímetros a Argentina.

En Domínguez (Director): Había que reforzar el mediocampo.

READ  River Plate vs Newell's Old Boys en Ezeiza, el amistoso seguido minuto a minuto

Ramira Capellan

"Lector. Pensador. Pionero web sutilmente encantador. Introvertido. Entusiasta de los zombis. Internetaholic. Especialista en televisión. Emprendedor"

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar