Las noticias más importantes

Los eclipses solares sumergen al sur de Chile y Argentina en la oscuridad

Pocon, Chile – Un eclipse solar de casi dos minutos sumió al sur de Chile y Argentina en la oscuridad el lunes.

La lluvia torrencial amenazó con impedir que miles de observadores de estrellas en Chile vieran el eclipse, pero en el último minuto las nubes se habían separado lo suficiente como para que el fenómeno fuera parcialmente visible.

«Era hermoso y único. La verdad es que nadie tenía muchas esperanzas de verlo debido al clima y las nubes, pero fue único porque se desvaneció en el tiempo. Fue un milagro», dijo el emocionado Matthias Tordichella, de 18 años, a la AFP. Pocon poblado a orillas del lago Villarrica.

«Es algo que no solo ves con tus ojos, sino que también sientes en tu corazón», agregó Tordesilla, quien viajó 10 horas con su familia para presenciar el eclipse.

En la Patagonia argentina, muchas familias y extranjeros acamparon entre los pueblos de Vila El Chocón y Piedra del Aguila con la esperanza de ver el eclipse.

Si bien allí no llovió, los fuertes vientos amenazaron con afectar la visibilidad del segundo eclipse total de Chile en los últimos 18 meses.

El misil golpeó a la 1:00 pm (1600 GMT) cuando miles de turistas y residentes se reunieron con la esperanza de que las nubes desaparecieran a tiempo.

«Me puso la piel de gallina», dijo Cynthia Vega, una residente de Pucón.

A pesar de las restricciones impuestas por las autoridades al movimiento para frenar la propagación de la pandemia del coronavirus, cerca de 300.000 turistas han llegado a la región de la Araucanía, a 800 kilómetros (500 millas) al sur de la capital, Santiago.

READ  Coronavirus en Argentina: 120 muertes más y 6,986 nuevos casos en las últimas 24 horas

Decenas de científicos aficionados y profesionales han instalado telescopios en las laderas del volcán Villarrica, uno de los volcanes más activos de Chile, para observar el fenómeno del paso de la luna entre el sol y la Tierra.

El eclipse sería visible a lo largo de un corredor de 90 kilómetros de ancho desde la costa del Pacífico de Chile a través de la cordillera de los Andes y hacia Argentina.

En julio de 2019, unas 300.000 personas partieron en el desierto de Atacama en el norte de Chile, hogar de varios observatorios, para presenciar el eclipse anterior.

Luchó con el poder del mal

A las autoridades chilenas les preocupaba que el eclipse atrajera a grandes multitudes de personas.

Ha habido más de 570.000 casos de coronavirus entre los 18 millones de habitantes con casi 16.000 muertes confirmadas.

Se han anunciado controles estrictos para las áreas donde el eclipse total será visible, con la libre circulación prohibida el día antes y después.

Este evento fue muy esperado entre la comunidad indígena mapuche en Chile, el grupo más grande de este tipo en el sur del país.

En la cultura mapuche, un eclipse se refiere a la muerte temporal del sol durante una batalla entre la estrella y una fuerza maligna conocida como «Wikufu».

El astrónomo José Maza dijo a la AFP la semana pasada que los indígenas están acostumbrados a adorar al sol «como Dios».

Según Juan Nankulf, experto en pueblos indígenas, la gente encendía fuego y lanzaba «piedras y flechas al aire» para ayudar al sol en su batalla contra Wikufu.

Nankulf realmente realizó un ritual en el que el eclipse comenzó a pedirle a la naturaleza que detuviera la precipitación y la hiciera visible.

«Anteriormente era 100 por ciento efectivo», dijo.

Esta vez, parece haber funcionado lo suficientemente bien como para que la gente pueda vislumbrar el eclipse.

Emiliana Parra

"Creador. Amable nerd de la cultura pop. Solucionador de problemas. Experto en televisión amigable con los hipster. Erudito dedicado a la web. Aficionado al alcohol".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar