Deporte

Lionel Messi sin brújula ni comunicación en la Selección Argentina


Lionel Messi no acaba encontrando su lugar en el club argentino, Scaloni. No altera el equilibrio como antes, y la estructura colectiva no le ayuda Fuente: Agence France-Presse

los La selección argentina tiene muy buenos jugadores, pero les cuesta jugar bien. Más allá de los resultados, la mayor preocupación es que No tiene un plan de juego claro. No vemos cómo pretende jugar el equipo, qué es una apuesta estratégica basada en jugadores Lionel Scaloni Cae desde el inicio. Y dentro de ese bullicio también hay un archivo Lionel Messi Esto, además, acarrea problemas físicos que hacen de su trabajo. Más allá de eso, ¿por qué no está jugando bien el capitán argentino? ¿Por qué no se produce un desequilibrio en términos de lo que puede lograr su potencial?





Puede ser el contenedor táctico para el contenedor seleccionado. 4-1-3-2, 4-4-1-1 o 4-2-3-1, Pero, en todos los casos, El denominador común es la falta de comprensión entre los nombres que componen el sistema. Como si estuvieran jugando sin una idea clara del método de ataque y defensa, como si las decisiones de los jugadores durante los desarrollos llevaran las responsabilidades.



En cada confusión, quien entra y se atreve a aportar una dosis de rebeldía y audacia, triunfa en la sorpresa. Y en este contexto, entró Lo Celso y Di María, También realizar Nicolás González Espalda izquierda. Los votos aparecen en la dirección que, para el próximo partido, «no podría faltar» o «¿Cómo no es esto un comienzo?» Cuando ves un equipo sin identidad, siempre parece que los jugadores del banquillo no pueden faltar. Sin embargo, la confusión futbolística para la selección es tan profunda que a pesar de que Lo Celso y Di María habían comenzado como jugadores principales contra Paraguay, habrían caído en la misma confusión general.



Lionel Messi suele jugar entre sus compañeros, como Paredes de Paul, Ocampos y Lotaro Martínez, pero le cuesta crear situaciones que impliquen riesgos y «comprensión» en la elección de Scaloni. Fuente: Archivo – Crédito: Pedro UGARTE / AFP

Los primeros errores en la selección actual son por parte del cuerpo técnico al no explicar las rutas preferidas de ataque y generar situaciones peligrosas. Una cosa son las alertas que dependen del oponente de turno, pero la otra es ¿cómo quiero (o puedo) atacar? Si el cuerpo técnico es claro, no logra comunicarse con el equipo. No lo transfiere bien. Un equipo que incluye a Messi, Paredes de Paul y Palacios (más tarde Lo Celso), Ocampos y Lotaro Martínez deben, instintivamente, generar varias combinaciones para sorprender al rival y reclamar a los tiradores contrarios. pero no. A pesar de la posesión del equipo al 70%, el equipo es tibio y no tiene peso en ataque. No pierde goles y no genera oportunidades directamente.


En cualquier equipo con esta calidad técnica, el principal responsable de los pocos ataques es el cuerpo técnico. Luego del más experimentado y del Capitán Messi. Pero diez trae más compromiso que soluciones. Porque Messi no coopera con la selección nacional cuando llega a jugar como «Triple 5» como lo hizo durante la primera parte ante Paraguay. En lugar de ser paciente y tener una conversación con Paredes y de Paul para meter la pelota en tres cuartos, donde puede marcar una diferencia que lastime al oponente, baja para sacar la pelota de los pies de Martínez Quarta.

De Paul y Paredes lo están haciendo bien con Messi en los entrenamientos y fuera del campo, pero en casa. casi nada. Los roles se superponen, no saben dónde colocarse cuando alguien tiene el balón o en qué sector de la cancha para dar continuidad al juego. Y en esta «jaula táctica» también hay un Lautaro Martínez que saca unos balones -y los que recibe- de espaldas a la portería.

Incluso los mejores del mundo necesitan una estructura de equipo que los guíe. Messi no tiene brújula porque el cuerpo técnico no le da soluciones. Pero sus conexiones futbolísticas con el resto y sus decisiones no aportan respuestas que ayuden a entender mejor a qué quiere (o puede) jugar este equipo.

a mi Normas

más información

además de

READ  Cuando Diego Maradona insultó a Luco Gatti: 40 años después de los cuatro goles de "Jordito" que animaron incluso a Boca

Ramira Capellan

"Lector. Pensador. Pionero web sutilmente encantador. Introvertido. Entusiasta de los zombis. Internetaholic. Especialista en televisión. Emprendedor"

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar