Deporte

Copa Maradona: Boca es su corazón y se celebra en cabeza …

Boca Juniors rompió esta noche una «racha pequeña» negativa en Avellaneda en apenas 8 minutos, último partido que Independiente ganó 2-1 tras perder en el primer tiempo, hasta que su rival falló un penalti, entonces el técnico Miguel Ángel Russo presentó un equipo suplente como resultado del compromiso decisivo del próximo miércoles. Contra Racing Club en los cuartos de la Libertadores.

Sin embargo, ese grupo de muchos jóvenes y eventuales suplentes, entre ellos Giulio Povarini, que se marchará a mediados del próximo año para no renovar su contrato, ha sido «corregido» con dos accionistas colombianos como Edwin Cardona y Sebastián. Vía el final y ambos fueron clave para la remontada de Boca.

Fue Villa quien cedió el balón a su compatriota Cardona, quien marcó un gol desde fuera del área, tras una muy buena maniobra personal desde la banda izquierda.

Fueron 45 minutos de esa segunda parte y ocho minutos antes de que otro delantero muy cuestionado recientemente «disparara», como Franco Soldano, que recibió un golpe en la cabeza tras un saque de esquina que batió a Avellaneda por primera vez esa noche. Resistencia del ex portero uruguayo Boca Sebastián Sousa.

Esas conquistas, que también estuvieron teñidas de algunas contradicciones defensivas para la población local, especialmente en el juego aéreo, sin embargo contradicen lo que mostró Al-Ahmar en muchos desarrollos previos al encuentro, cuando su última racha pareció corregir muchos de los errores cometidos durante la semana por Cuba. Sudamericana vs. Lanús.

La diferencia entre este último partido que acabó cayendo 3-1 ante el Al-Aqiq y hoy se le dio mucho en la aportación de la defensa, sobre todo uno de los signos de Independiente como central Alain Franco, una actuación muy floja ante Lanús, hasta el punto de que fue el responsable directo de los dos primeros goles. El tercero fue para los hombres de Luis Zupeldia, pero hoy fueron las tres cuartas partes del partido.

READ  Copa Libertadores: Boca ha prosperado y espera a su rival ...

Detrás de él, Fabricio Bustos estaba alineado, mirando por la banda derecha y mostrándose para pegar de cabeza a Silvio Romero en el minuto 20 del primer tiempo, al igual que Alexander Barbosa.

Pero el «Rojo» también tuvo un juego más flojo en el centro del campo que Andrés Roi, el centrocampista que apenas jugó los últimos seis minutos ante el Lanús y fue hoy un jugador clave que manejó la suerte de su equipo en la primera parte sobre todo, a pesar del portero visitante que contuvo Agustín. Rossi finalmente estaba en el punto de penalti. Además, a la derecha, Alan Velasco, de 18 años, constantemente pasa por alto a Emmanuel Maas.

Lo de Boca apareció como un equipo dinámico en sus inicios, sobre todo por las actuaciones prometedoras de dos niños como Exequiel Zeballos inundando la derecha y sobre todo Alain Varela, de 19 años, «cinco» con reparto por todos lados y un buen disparo a pesar de su juventud y falta de experiencia en la primera clase.

Allí apareció esta vez la fortaleza defensiva del dueño de casa para «capear el temporal» para que pudiera empezar a tomar su puesto en el juego, algo que lo ayudó mucho con el mencionado gol de Romero, que también es una misión débil ante Lanús.

Desde allí hasta el final de etapa, ellos, liderados por Lucas Bossiniere, se hicieron cargo del juego y estuvieron muy cerca de «eliminarlo», adelantándose a ese penalti por el que se eligió a Romero, pero le dijeron su pedido, y su disparo fallido habría demostrado que era un luchador para su equipo.

READ  Nuevo socio de Messi

En la segunda parte, el dominio de Independiente no fue tan claro como en la última parte de la primera parte, y eso claramente dañó las pretensiones de Independiente ante Boca. Llegó a Avellaneda por segunda vez en una semana, pero no pienso específicamente en el equipo que viste la camiseta roja sino en el blanquiazul.

Es que Boca jugará «El Año» este miércoles, en Bombonera, cuando reciba a Racing, que perdió 1 a 0 en la ida del cilindro, mientras se afanan por llegar a las semifinales de la Copa Libertadores, donde no tendrá margen. Algunos son por error.

Pero al final Russo lo jugó con los ingresos antes mencionados de Cardona y Vía, también pensó en no seguir cediendo puntos en la competición doméstica tras el empate inicial ante el Arsenal en Bombonera (1-1), y poco después hizo el cambio histórico, explicando sin rodeos la diferencia en La jerarquía ubicada en un campus y el otro. Por algo Boca todavía está en la carrera por la Libertadores y ya salió de Sudamérica el «Rey de Copas».

Ramira Capellan

"Lector. Pensador. Pionero web sutilmente encantador. Introvertido. Entusiasta de los zombis. Internetaholic. Especialista en televisión. Emprendedor"

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar