- Publicidad -

Cruces, pintura y #MacriGato en el comienzo de clases

- Publicidad -

El jefe de bloque de Unidad Ciudadana, Franco La Porta, cuestionó la acción del oficialismo, que el sábado por la mañana envió a su estructura política a pintar escuelas en los barrios. “El Municipio le dio una lavada de cara en el frente de algunas escuelas de San Miguel a horas de empezar las clases. Lo que tienen que dar es “respuesta” por $1.500.000 por cada escuela en la que deberían haber invertido en el 2018, según el presupuesto del Fondo Educativo”, dijo a través de las redes sociales.  El Sanmiguelino en reiteradas oportunidades solicitó información al Ejecutivo sobre los gastos del Fondo Educativo y nunca obtuvo respuesta.

En misma sintonía se expresaron los concejales Javier Coronel, quien detalló la falta de infraestructura en las escuelas, y su par Bruno Baschetti también habló de la ausencia del Estado. También los sindicatos docentes se movilizaron sobre por qué tomaron medidas de fuerza; el viernes, por ejemplo, hubo una volanteada en la Primaria 18 de Trujui. 

- Publicidad -

 

- Publicidad -

 

 

- Publicidad -

LA FOTO DE MACRI GATO 

Con el #CadaDíaCuenta, la militancia de Cambiemos salió a difundir lo trabajado en las escuelas del distrito. Tres días antes habían participado del primer día de clases funcionarios de primera línea, incluyendo al ministro de Gobierno, Joaquín de la Torre. 

Pero el sábado fueron todos: secretarios, directores y trabajadores de las 28 coordinaciones salieron a pintar establecimientos educativos. Estuvieron divididos según circuito electoral. Luego, cada grupo subió fotos a las redes sociales. En el afán de viralizar la actividad, una de esas fotos, del Jardín 925 de Barrio Obligado salió con un cartel que tenía pintado en aerosol “Macri Gato”, en referencia al presidente de la Nación, Mauricio Macri.  

CERO DIÁLOGO ENTRE INTENDENCIA Y LOS SINDICATOS DOCENTES

“Estamos haciendo muchas obras y tenemos claras cuáles son las prioridades y creo que eso lo está percibiendo la comunidad educativa”, aseguró el intendente Jaime Méndez en una entrevista con El Sanmiguelino.

“Tenemos muy buena relación con los directores de todas las escuelas, nos reunimos siempre por distintas razones, tanto para brindar a fin de año y compartir un buen momento, como para capacitaciones que nosotros mismos les ofrecemos y se suman. También para recorrer obras y escuchar necesidades y tratar de dar soluciones”, agregó el intendente.

“La verdad es que la relación con la comunidad educativa en general es muy buena”, resumió Méndez, pero advirtió: “Con los sindicatos de la educación, en lo personal, tuve una mala experiencia”.

El intendente relató cómo se rompió la relación tras la explosión en una escuela de Moreno, que dejó dos trabajadores muertos: “No quiero meter a todos en la misma bolsa, pero tras lo sucedido, en San Miguel se generó un eco y hubo muchas escuelas sin clases. Tuvimos una situación de emergencia que tuvimos que resolver: hablamos con cada director, hicimos obras, contuvimos, hablando con la comunidad educativa en general, y la verdad es que creo que hicimos un muy buen trabajo junto a los directores de escuela”, contó a modo de preámbulo. 

“En ese momento los sindicatos pidieron sumarse a ese trabajo, les dimos la oportunidad. Nos juntamos acá, al lado de mi despacho en una mesa muy amplia, donde estuve acompañado por algunos funcionarios, gente del Consejo Escolar, inclusive el presidente del Concejo Deliberante estuvo. Había muchos sindicatos representados y la verdad es que yo tuve la intención de juntarme de muy buena fe para trabajar en conjunto y decir lo que estábamos haciendo”.

“Los sindicatos decidieron acompañar esa reunión con una marcha en la puerta, lo cual hablaba de una no muy buena intención de diálogo en ese momento. Cuando nos íbamos a juntar para la segunda reunión decidieron seguir presionando a través de marchas, más allá del diálogo, y eso a mí me demostró que solo querían sacar rédito político de esa situación y que no querían trabajar, realmente, por mejorar la educación de San Miguel”.

“Ahí se cortó el diálogo y esa fue mi mala experiencia. En la medida que tengan ganas de trabajar en conjunto o plantear cuestiones que nosotros tengamos que corregir o escuchar, yo soy muy abierto para eso y me interesa. Me interesa mucho escuchar porque así es como uno tiene toda la información necesaria para tomar decisiones. Si tuvieran buena fe, yo sería el más abierto para escucharlos”, finalizó.

 

 

El Sanmiguelino

- Publicidad -