Referente peronista acusa al “fuego amigo” por difamaciones y serle funcional al oficialismo local

Entre las personas que se llevaron detenidas días atrás acusadas de integrar un grupo paramilitar figura Brian Galván, un militante peronista de San Miguel, quien declaró que “se trató de un mal entendido” y que él quería integrar la compañía de reserva del Ejército. “Mi legajo nunca ingresó al Estado Mayor, de esa manera me veo envuelto en todo este malentendido”, expresó Galván mientras espera que la justicia cordobesa -la causa está radicada en la ciudad de Bell Ville- lo libere.

A raíz de este episodio, cuentas anónimas en redes sociales acusaron al referente Pablo Moledo de estar implicado en la causa y difundieron fotos él y Galván en actividades políticas. En diálogo con El Sanmiguelino, Pablo Moledo se defendió y repudió los ataques viles contra su persona.  

-¿Cuál es tu relación con la causa y con Brian Galván?

-Lo conozco como conozco a centenares de compañeros y funcionarios. Esa foto se sitúa en la campaña 2017 donde todos caminamos juntos Después de la campaña el vínculo se terminó como con muchos otros compañeros. No volvimos a vernos a más. Ahora bien, conocerlo no implica que yo esté viculado a ninguna de las causas de las que se me difama por canales truchos.

-¿De dónde creés que provienen las difamaciones en tu contra y por qué?

-Evidentemente se nota que el trabajo que venimos desarrollando le ha molestado a más de una persona que defienden sus lugares de poder. Porque de eso se trata, se sienten amenazados con el crecimiento de nuestro de nuestro espacio. Molesta que uno piense, diga y haga con coherencia. Esto no viene del oficialismo. Esto es fuego “amigo” que me lo hacen a propósito para mancharme. Iré a la Justicia para que investiguen, tomé la determinación. No pueden seguir existiendo éste tipo de prácticas que solo hacen daño.

-¿Creés que es constructivo para el espacio nacional y popular de San Miguel esta acusación, que según vos, es de fuego amigo? ¿No es funcional al oficialismo local?

-Tenemos para el 2019 un objetivo que es ganarle a (Mauricio) Macri. Pero con estas operaciones nos damos cuenta de que los dirigentes miran su propio ombligo, engordan sus intereses y terminan siendo funcionales al oficialismo local, nacional y provincial. Es la vieja política que debemos desterrar. La misma que aleja a la gente y que además se beneficia de ese alejamiento porque mantienen sus kioskos.

-Entonces, ¿vas a recurrir y denunciar el hecho en la Justicia?

-Me estoy asesorando con abogados compañeros que se pusieron a disposición. Pero determiné que voy a ir a la Justicia. Basta de impunidad, la vanalidad de la palabra hace daño. No todo da igual. Hay un dicho popular que dice” el ladrón ve a todos de su misma condición”. Creo que quieren proyectar en mí lo que ellos son. Yo no soy como ellos, no soy de la noche, la droga, la trata y los negociados turbios. Vienen hostigando con cuentas truchas hace tiempo.

-¿Las acusaciones te afectaron en tu intimidad?

-Llegaron al límite porque más allá de las cuestiones políticas tengo un apellido que mi padre, que hace menos de dos años que falleció, me legó y me representa al trabajo y la honestidad. Una persona trabajadora y humilde, el mejor regalo que pudo haberme dejado. El apellido de mi padre no permitiré que lo manchen por nada. Se han metido con mi círculo intimo, mi familia, la gente que confía en mí. Todos ellos saben en que escuelas trabajo, el desempeño en la pastoral, mis distintas labores comunitarias. Les molestó mucho a ellos también que por cierto quiero agradecer el acompañamiento mediante presencia, llamados y mensajes. 

-¿Qué les dirías a los autores de esas cuentas truchas?

-Les pido que dejen de lado la cobardía, las diferencias políticas de dirimen en la arena y no espúriamente. Hay que ganar para devolver al pueblo la dignidad. Sacarlo del hambre, la miseria. No podemos seguir en la chiquita.

El Sanmiguelino