Estrategias de comunicación del Ejecutivo frente al conflicto de las escuelas cerradas

“Estoy en sexto año y no puede ser que no tenga clases por falta de luz y gas. Es injusto”, dijo Camila de la Escuela Secundaria 28 de Barrio Mitre. Fue en una radio abierta organizada por los docentes el martes pasado frente a la Escuela N°1 de San Miguel, en el marco del paro de 72 horas.

Hasta el viernes había 29 escuelas cerradas en San Miguel, según información de la presidencia del Consejo Escolar. De todos modos, en las que están abiertas también se está trabajando para solucionar distintas problemáticas referidas al gas, electricidad o desborde de pozos. 

Los gremios del Frente de Unidad Docente reclaman diálogo con el Ejecutivo municipal. Hubo una primera reunión en la que el intendente Jaime Méndez y el secretario de Educación, Andrés Lagalaye, explicaron su plan de trabajo. Tanto el gobierno local como gremios coincidieron en que se trató de un encuentro positivo.

Sin embargo, esa relación se rompió porque mientras se daba ese diálogo, frente a la Municipalidad hubo cánticos contra Méndez. Algo que se repetiría en una segunda reunión, según se dijo desde el Municipio. Desde los gremios explicaron que realmente quieren el diálogo y que citaban a la comunidad educativa luego de la (segunda) reunión. “Queremos saber en qué se gastó el fondo educativo de 90 millones de pesos, cuáles son las obras”, reclamaron desde Suteba. También la oposición reclamó información, hubo conferencias de prensa de los concejales y consejeros escolares y pedidos de información a través de las redes sociales de la concejala Marcela Viguera, por ejemplo. 

Desde la intendencia afirman que no habrá diálogo si hay manifestaciones en la puerta de la Municipalidad. “Queremos trabajar en soluciones reales, no con mezquindades políticas”, le dijo el intendente Jaime Méndez a El Sanmiguelino. “No vamos a dejarnos extorsionar por los sindicatos”, agregó una fuente en off. También dijo que el diálogo con los directivos de las escuelas existe.  

Si bien desde el Ejecutivo local no informaron detalles de los gastos del fondo educativo (ni a los gremios, ni a la oposición ni al periodismo), sí hubo una estrategia comunicacional. A través de las redes sociales, Méndez se mostró en cuatro recorridas de escuelas del distrito. Lunes, martes, miércoles y jueves supervisó obras y estuvo en cuatro escuelas de Puerta 4, Santa Brígida, Mariló y San Miguel.

En este sentido, en un plenario cerrado realizado días atrás en el predio municipal de Indios, Méndez se tomó unos minutos para decirle a su estructura municipal que estaban preocupados y ocupados en el tema educativo. Y que todo el dinero que llegaba para Educación se invertía en esa área.

Pero con las fotos no alcanza, es menester que se informe a la opinión pública el destino de cada peso invertido en la educación pública de San Miguel. Sobre todo, si el gobierno municipal se jacta de ser transparentes en su accionar presupuestario. De este modo, además, se evitarían supuestos sobre el uso de las arcas públicas y el costo político que ya se sintió en algunos sectores que votaron a Cambiemos en la elección pasada.

Además del conflicto edilicio de las escuelas -que contemplan primarias, secundarias, jardines de infantes y profesorados- se suma la amenaza de recorte presupuestario de las escuelas técnicas. El viernes, alumnos de los distritos de Malvinas Argentinas, Moreno, José C. Paz y San Miguel marcharon desde la estación Lemos hasta el centro de San Miguel y luego fueron a Plaza Muñiz. “Nos están sacando un año de experiencia, nuestro título va a perder validez. La educación técnica tiene que ser un motivo de inversión y no de desinversión”, le dijo Dante Pozzato de la Técnica 1 de Muñiz a El Sanmiguelino.

En este marco de conflicto educativo, se agrega el paro por cuarta semana consecutiva de los docentes universitarios. También por reclamo de paritarias y por los recortes presupuestarios de las escuelas técnicas. Docentes, trabajadores no docentes y estudiantes de la Universidad Nacional General Sarmiento (UNGS), de la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ) y de la regional de Luján en San Miguel (UNLU) estuvieron presentes en la masiva movilización que se realizó el jueves en Congreso.

Por último, días atrás, la rectora de la UNGS, Gabriela Diker asumió su segundo mandato. En su discurso se refirió a “los nadies”, aquellos jóvenes que tantas veces son despreciados por las políticas neoliberales. La brecha con los colegios de elite es cada vez mayor. En colegios de Bella Vista, por ejemplo, los alumnos del último año de secundario están ultimando detalles para su viaje de egresados a Europa. Y como decía Camila al principio de la nota, hay que defender a la educación pública, porque es un derecho y porque como en el caso de la UNGS, se busca interrumpir lo que esas políticas neoliberales les pronostican a los jóvenes de sectores medios y bajos de nuestra región.  

Natalia Biazzini