De la Torre instó a la militancia a que refuercen el trabajo por los que la están pasando mal

En un plenario muy concurrido por la estructura municipal, el ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires Joaquín de la Torre y el intendente Jaime Méndez ayer al mediodía le pidieron a la militancia que asista a aquellos vecinos que estén pasando un mal momento. De la Torre instó a que estén muy alertas en las noches, porque es cuando la gente más necesita, cuando hay frío y hambre. “Los quiero trabajando de noche en los barrios”, afirmó. 

Solo hubo dos oradores, el primero fue Méndez, quien un rato antes había timbreado en Mariló con el anuncio del pavimento de la calle Vespucio. En un escenario montado en el parque del predio municipal de Indios, el intendente habló de las próximas obras de la gestión como el pavimento de la calle Santa Fe, que irá de Ruta 8 a Ricchieri. También mencionó la construcción del Centro de Desarrollo Infanto Familiar (CDIF), aunque no pudo profundizar por la ausencia del secretario de Salud y Bienestar Familiar, Pablo de la Torre.   

Méndez habló de las escuelas sin clases en San Miguel, dijo que se está trabajando en conjunto con los gremios, Consejo Escolar, Jefatura Distrital. Mencionó las agresiones que sufrió el jefe de la región Carlos Marco, quien también está a cargo del distrito de Moreno, lugar donde murieron dos personas por la explosión en una escuela. Aseguró que todo el dinero que llega de Provincia para Educación se invierte en el área y lamentó los intereses mezquinos de ciertos sectores. 

A su turno, De la Torre remarcó la identidad peronista del espacio y dijo que hay que seguir poniendo el hombro y que seguirán en Cambiemos. “Ustedes me han acompañado en cada locura que hemos hecho, ¿se acuerdan?”, dijo con una sonrisa. Y recordó el paso del Frente para la Victoria al Frente Renovador en 2013 y a Cambiemos en 2016. Destacó el compromiso y acompañamiento de la militancia, que escuchaba atenta. 

Cuando habló de las marchas en contra del aborto, De la Torre se emocionó. Al igual que Méndez había hecho minutos antes, agradeció el compromiso de muchos. Dijo que se trataba ni más ni menos que de una convicción y destacó la visibilidad que tuvo San Miguel en el escenario nacional. 

Como dato, en las horas posteriores a la votación en el Senado las fuerzas de seguridad tenían 50 puntos en todo el país para proteger de posibles vandalismos. Uno de ellos era la catedral de San Miguel.  

“No me estarán grabando, ¿no?”, advirtió divertido De la Torre al comenzar su alocución. A unos metros, en el costado lateral del escenario, lo escuchaba el secretario de Asuntos Públicos, Cristian Méndez, quien estuvo a la cabeza de la organización del plenario. El encuentro estuvo vedado para los medios, “son las reglas”, se excusaron. Un poco más allá, estaba el segundo de De la Torre en La Plata, José Richards; el secretario de Gobierno, Manuel de la Torre y el presidente del Concejo Deliberante, Hugo Reverdito, que unas horas antes había llegado de Misiones por un trámite del sindicato textil, donde es secretario. El evento terminó con el conductor sacándose fotos con los militantes, que se replicaron en las redes sociales. Y con choripanes que estuvieron a cargo de la gente de la subsecretaria de Higiene Urbana, Karina Urquiza. 

Natalia Biazzini