Diker: “No queremos asumir la conducción de la Universidad para resistir ni para retroceder. Queremos hacerla más pública, más abierta, produciendo más conocimiento y brindando más formación”

En un emotivo acto signado por expresiones en defensa de la universidad pública, Gabriela Diker y Pablo Bonaldi asumieron su segundo mandato como rectora y vicerrector de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), que se extenderá de 2018 a 2022. El encuentro realizado en el Auditorio José Pablo Martín, contó con la presencia de trabajadores y estudiantes de la UNGS, familiares, representantes de organizaciones sociales e integrantes de la comunidad en general.

“No queremos asumir la conducción de la Universidad para resistir ni para retroceder. Queremos hacerla más pública, más abierta, produciendo más conocimiento y brindando más formación”, expresó Diker.

Las exposiciones de quienes tomaron la palabra estuve fuertemente marcada por las referencias a la situación crítica y el ataque que atraviesan hoy las universidades nacionales y la educación pública en general, desde distintos frentes: “Alteramos un poco los protocolos de este encuentro para convertirlo en un acto en defensa de la universidad pública”, enfatizó Diker.

El encuentro contó con cuatro invitados especiales: Dora Barrancos, socióloga, investigadora del Conicet y pionera en el estudio del feminismo; Pablo Llonto, periodista y abogado especialista en derechos humanos; Eduardo Caprarulo, secretario general de Suteba y CTA General Sarmiento, y Diego Hurtado, físico e historiador de la ciencia. Todos ellos, especialistas en temas que la UNGS adoptó como principios fundacionales, los derechos humanos, el territorio, la vinculación de la ciencia y la tecnología con el sector productivo y, más recientemente, el feminismo y la cuestión de género.

Junto a los cargos ejecutivos, asumieron funciones para el período 2018-2022 la decana del Instituto de Ciencias Patricia Dip; el decano del Instituto de Industria Néstor Braidot; la decana del Instituto del Conurbano Andrea Catenazzi y la decana del Instituto del Desarrollo Humano Flavia Terigi. Las decanas y el decano hablaron sobre el aporte específico de cada Instituto a la función social y académica de la universidad pública.

También estaban presentes representantes recientemente electos de los claustros universitarios, al Consejo Superior de la UNGS y de los Consejos de Institutos, que asumían funciones también en este acto.

A cien años de la Reforma Universitaria y a 25 años de la creación de la UNGS, el encuentro comenzó con un video institucional que relató, a través de imágenes, momentos históricos de la Universidad y de sus protagonistas.

“Las banderas y los principios que seguiremos defendiendo no son otros que los principios fundacionales de la Universidad, que han sido encarnados y sostenidos a lo largo de su corta historia por todos sus rectores”, reafirmó Diker antes de invitar a los exrectores José Luis Coraggio, Silvio Feldman y Eduardo Rinesi, a decir unas palabras, y recordar a Roberto Domecq, rector organizador de la UNGS.

Coraggio, primer rector electo, realizó un paralelo entre los comienzos de la UNGS y la coyuntura actual: “Como al inicio de nuestro proyecto, hoy enfrentamos un virulento rebrote neoliberal. Habrá que luchar por los recursos en la calle, en el sistema parlamentario y en el Consejo Interuniversitario Nacional, por los derechos a la mejor educación y también por sostener una cultura universitaria, pues vienen por todo. La lucha será prolongada porque estas políticas tendrán consecuencias de larga duración”.

Cerca del cierre del encuentro, Bonaldi expresó: “Necesitaremos mucha inteligencia para reconocer que el desfinanciamiento y el recorte presupuestario a las universidades no es ni solo ni principalmente un hecho económico, es parte de una política que busca por distintos medios desprestigiar y desacreditar a las universidades públicas”.

El vicerrector reelecto de la UNGS también hizo referencia a la responsabilidad que tiene la universidad con cada joven que se acerca: “Debemos hacer efectivo su derecho a la educación superior y también convertir su paso por la universidad en una experiencia vital transformadora, que sean capaces de generar, formar sujetos críticos y comprometidos por la sociedad que le toca vivir”.

La rectora de la UNGS recordó que en los últimos tiempos se han dicho muchas cosas sobre las universidades. “Quizá la frase que más conmovió a la comunidad de la UNGS fue aquella pronunciada por la gobernadora María Eugenia Vidal cuando afirmó ‘Nadie que nazca en la pobreza llega a la universidad’. Por y para los nadies, defendamos la universidad pública”, reafirmó Diker.

Durante el encuentro también se manifestó el repudio y el reclamo de justicia por la explosión en la Escuela 49, de Moreno, que causó la muerte de una trabajadora y un trabajador de la educación y puso en evidencia la grave situación de infraestructura de las escuelas públicas bonaerenses.

El Sanmiguelino