Viguera sobre la legalización del aborto: “Una ley que nos hace visibles para el Estado y nos incluye en la salud pública sin hipocresía y con igualdad”

Después de la aprobación en Diputados, la concejal de Unidad Ciudadana, Marcela Viguera, escribió para El Sanmiguelino una columna de opinión a favor de la legalización del aborto seguro, legal y gratuito y sobre el momento histórico del que las mujeres son protagonistas. Respecto a San Miguel, Viguera aseguró: “No hay un sólo dirigente con aspiraciones a acceder al poder Ejecutivo Municipal hasta el momento, que perciba la necesidad de representar la agenda política del feminismo y su amplísima diversidad”. 

En contrapartida, la concejal de Cambiemos, Diana Ábalos, también escribió una columna de opinión en la que se manifestó en contra y defendió la postura de que se trata de un proyecto inconstitucional.

* * * * *
Por Marcela Viguera 

Hay una consigna que me resuena desde la primera vez que la escuché en palabras de una compañera: “La tierra está temblando” y hacía referencia a la primera marcha autoconvocada de “Ni Una Menos”. 

La media sanción en Diputados en favor de la interrupción voluntaria del embarazo tiene que ver con ese movimiento de mujeres que fuimos despertando a la lucha por la igualdad, por nuestra emancipación definitiva, en distintas etapas, para finalmente encontrarnos todas y ser una sola garganta y un sólo corazón.

Somos las mujeres los engranajes indispensables de la organización social porque tenemos una visión tridimensional de la realidad que nos golpea, somos víctimas, empáticas y luchadoras.

Eso es lo que nos permite transformar la realidad, convertirnos en el nuevo paradigma que rompe con un “cómodo” lugar de postergación, crónica reservada exclusivamente por el patriarcado para nosotras desde el origen de la historia.

Corren por nuestras venas la historia de las que murieron en el anonimato de la marginalidad, las que dejaron su vida en un habitáculo clandestino al servicio de un formidable negocio que en muchos casos nos costó la vida.

La marea verde que se vivió en las calles frente al Congreso es la demostración histórica de que somos más que sujetos de derechos, somos capaces de escribir nuestra propia historia.

La media sanción nos abre camino para materializar una ley que nos hace visibles para el Estado y nos incluye en la salud pública sin hipocresía y con igualdad.

Hoy la fuerza se direcciona al tratamiento en la Cámara de Senadores donde esperamos que se materialice, sin presiones de ningún tipo, la representación del pueblo que se hizo visible y presente en las calles.

Con toda la esperanza puesta en ello, sabemos que hay otras muchas luchas que dar.
Que la ley se implemente a lo largo y ancho del país y que no haya injerencias dogmáticas ni de ningún tipo que le impida a las mujeres acceder a sus derechos.

Eso especialmente es una preocupación en San Miguel, donde el fuerte posicionamiento del oficialismo en contra del derecho de las mujeres y a favor del negocio de la clandestinidad puede ponernos en peligro.

Asimismo no es sólo una preocupación partidaria que atañe a Cambiemos, el Congreso en su transversalidad a la hora de votar dejó en claro que la agenda política del movimiento feminista supera esas diferencias. 

Sin embargo, en San Miguel no hay un sólo dirigente con aspiraciones a acceder al poder Ejecutivo Municipal hasta el momento, que perciba la necesidad de representar la agenda política del feminismo y su amplísima diversidad.

Indudablemente esa deberá ser también una construcción que nos brinde no sólo lugares electorales de paridad, sino de fuerte representación política. Espacios que estamos dispuestas a seguir construyendo cada vez con más fuerza, porque no sólo el feminismo llegó para quedarse, sino que es tiempo que la política en su amplio conjunto se de por enterada de que esta es nuestra hora.

Marcela Viguera