Chau sueño

Juventud Unida cayó frente a Lamadrid por 2 a 0 y se despidió del Reducido quedándose sin chances de ascender. Pese a una gran campaña, no pudieron plasmarlo en el mano a mano del octogonal final.

   De los ocho equipos que participan de un Torneo Reducido en el ascenso del fútbol argentino, solo uno logra el objetivo máximo de subir de categoría. Es que en estas contiendas nadie es favorito y hasta el último clasificado puede dar el batacazo de lograr el ansiado ascenso. Esa era la meta de Juventud. Que a pesar de no llegar como máximo candidato, estaba la chance de poder llegar a la Primera C. Pero no fue así. Se chocó frente a un Lamadrid que lo superó en todas las líneas y chau sueño.

   Ya desde el primer tiempo se notó la superioridad del “Carcelero” frente al “Lobo Rojo”. Manejó la pelota, mientras Juventud esperaba para el contraataque. A los 31´, Iván Regules ponía en ventaja al local y con este resultado se iban al descanso.

   En la segunda parte, con el ingreso de Seoanez, Juventud salió a buscar el resultado con más gente al ataque. Pero a los siete minutos del complemento, otra vez Regules ponía el 2 a 0 para Lamadrid. Fue un baldazo de agua fría para el conjunto de San Miguel que intentó más con amor propio y desesperación que con ideas. Igualmente no le alcanzó y se quedó afuera en los cuartos de final del Reducido.

   Juventud Unida cosechó su segunda derrota al hilo tras la caída frente a Liniers en la última fecha del torneo. Tras una temporada que fue de menor a mayor con una gran segunda mitad del campeonato, se quedó en las puertas del ascenso. Con el receso, el conjunto de Mariano Moramarco se tomará un descanso y comenzaran los preparativos para la próxima temporada en la D.

Fernando Mayorga