Comenzó el juicio por el femicidio de Serena Rodríguez

Serena vivía con su mamá y dos hermanitos más en el Cruce Castelar; Leal vivía cerca del Colegio Máximo de San Miguel. 

A casi cuatro años del femicidio de Serena Rodríguez, una joven de 15 años que vivía en Trujuy, comenzó el juicio oral y público en Mercedes. Serena fue asesinada de 49 puñaladas y degollada en un descampado de Moreno. El único acusado es su ex novio, Lucas Leal, quien fue detenido horas después del crimen. 

Durante la primera jornada del juicio, declararon los testigos de la fiscalía. Hoy será el turno de los testigos de la defensa oficial y de los peritos. Se especula que el lunes serán los alegatos de las dos partes y en unos cinco días el tribunal dictará sentencia. 

“Toda la prueba científica apunta a su culpabilidad. Nosotros queremos la cadena perpetua”, le dijo a El Sanmiguelino Lorena Rodríguez, madre de Serena. 

Respecto a la actitud de Leal en el juicio, Lorena aseguró que parecía que se tratara de un “maniquí”. “No se inmutó en ningún momento. No dijo ni hizo nada, miraba a la nada”, agregó la mujer. 

Serena vivía con su mamá y dos hermanitos más en el Cruce Castelar; Leal vivía cerca del Colegio Máximo de San Miguel. 

*******

El informe preliminar se determinó que la víctima tenía 49 puntazos aplicados en zona de cuello, torax y abdomen. En la escena del crimen se encontró la navaja con que mataron a la adolescente. La entonces mujer de Leal, Florencia Gallardo, también declaró como testigo y dijo esa navaja se la regaló al principal acusado.

Los peritos comprobaron horas después del homicidio que Leal tenía heridas cortantes en sus brazos y le secuestraron un par de zapatillas manchadas con sangre y barro que fueron compatibles con la sangre de la víctima y con tierra de la escena del crimen. 

En una de las fotos de Leal obtenidas de las redes sociales se lo ve con el brazo en alto, sosteniendo un cuchillo grande de cocina y abajo un oso de peluche.

El jefe de Policía bonaerense, Hugo Matzkin, que trabajó en el lugar del crimen, confirmó que Serena y Lucas habían intercambiado mensajes por WhatsApp minutos antes de que se cometiera el crimen.

En su primera declaración Leal dijo que en el horario del crimen había estado jugando a la pelota con sus amigos en el corredor aeróbico de Muñiz. El municipio de San Miguel entregó videos de las 15 cámaras de seguridad que estaban instaladas en el centro deportivo. En esas filmaciones no se lo vio a Leal.

Ese lunes 25 de junio de 2014, a la salida del colegio, Serena tomó el colectivo 269 con una amiga. Serena se bajó en la parada de Julio Roca y Alexis Carrell, a tres cuadras de su casa. Con el pasar de las horas, la familia de Serena se preocupó porque no volvía a su casa. La madre la esperó una hora en la parada de colectivo. Sin novedades, radicó la denuncia en la comisaría de Villa Trujuy.

Casi doce horas después, la tía de Serena encontró el cuerpo de la joven en un descampado, a pocas cuadras de su casa, sobre la avenida General Roca al 300 y Los Aromos de Villa Trujuy. “Escuché la alarma de un celular, me giré y estaba tirada como un perro”, dijo la tía.

El Sanmiguelino