San Miguel tiene dueño y es Juventud Unida

   En un partido durísimo, el Lobo Rojo venció a Muñiz por 1 a 0 quedándose con el clásico de la ciudad. Alexis Valenzuela marcó el único tanto cuando faltaban seis minutos para que se termine el encuentro. Los dirigidos por Mariano Moramarco se afianzan en el reducido, mientras que el Rayo Rojo no levanta cabeza.

   El partido se presentó complicado para ambos equipos que, con necesidades diferentes, buscaban llevarse la victoria para quedarse con el Clásico de la ciudad. En un estadio donde se hizo sentir el público local , Juventud Unida buscó durante todo el partido hacerse cargo de la pelota y del cotejo. Muñiz estuvo más posicionado en la contra, estrategia que le permitió acercarse más de una vez al arco defendido por Ricardo Grieger. Con este panorama, resultó un partido parejo en todo el primer tiempo y casi en toda la segunda mitad.

   Pero a los 39´ del ST llegó la alegría máxima para el Lobo Rojo. Tras un desborde por la izquierda de Maximiliano Bonanno, un defensor de Muñiz llegó a interceptar la jugada. Pero en el despeje, la pelota le queda a Alexis Valenzuela que remata de zurda en la puerta del área grande. El disparo se debía en otro jugador rival, cambiando totalmente la trayectoria del balón y metiéndose en el arco defendido por Ignacio Díaz Peyrous. Era el gol de la victoria para Juventud Unida, el tanto que le permitió quedarse con el clásico de San Miguel.

   El Lobo Rojo viene de una racha muy favorable en esta parte del Torneo de la Primera D. Con esta victoria queda sexto en la tabla con 40 unidades y más afianzado que nunca en el Reducido. Además con el clásico, suma su tercer victoria al hilo en lo que va del campeonato, estirando a nueve su racha de invicto y cinco sin perder como local. En la próxima fecha estarán visitando a Argentino de Merlo, rival directo en la lucha por seguir escalando en el octagonal final.

   Muy distinto es el panorama de Deportivo Muñiz en el campeonato. Una derrota en el clásico duele y más cuando se viene de una racha negativa que parece interminable. Hace seis partidos que no conoce la victoria, de los cuales cuatro fueron derrotas. Además hace cuatro partidos que no consigue triunfos en condición de visitante. La próxima fecha recibirán a Liniers, uno de los mejores posicionados en la tabla.

Fernando Mayorga

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.