La Porta: “Vamos por un movimiento nacional y popular”

El dirigente Franco La Porta analizó la transición que está viviendo el peronismo. En una nota de opinión, destacó la importancia de la unidad y explicó que es necesaria la autocrítica para avanzar en un movimiento nacional y popular.  

Hoy día nadie desconoce que el Peronismo está en un constante coloquio asambleario de discusión después de las últimas elecciones, esto es positivo a mi criterio, siempre que el resultado encuentre al menos en un lapso prudencial de tiempo una convivencia interna que permita plantear cuestiones que hoy afectan a la sociedad fruto de las medidas adoptadas por el actual gobierno.

El Peronismo Nacional debiera reorganizarse con nuevas caras visibles, dirigentes con capacidad convocante de la sociedad que nos permitan recuperar confianza. Que incluya a todas las expresiones del campo nacional y popular que siempre abrevó en el Peronismo, con el movimiento obrero unificado, con la juventud movilizada, con mujeres participando con amplitud y con cada dirigente y militante ocupando el rol que toca en esta nueva era.

El Peronismo tiene muchos dirigentes con experiencia, capacidad, juventud y coraje para volver a plantear una alternativa de gobierno en el futuro, y la defensa de los derechos alcanzados que no deben perderse en el presente.
Vamos por un movimiento nacional y popular que es lo que falta en esta Argentina para garantizar aún desde el rol de oposición, una convivencia democrática adecuada.

Debemos reconocer que las cosas no están igual que hace meses atrás, y que los resultados electorales no fueron los que muchos esperábamos, por lo cual el espíritu autocrítico debe estar presente y la visión del interés de la Nación debe primar, hoy la misma requiere de un Peronismo unido aún en transición, en la conciencia que no todos pensamos exactamente del mismo modo sobre determinados temas, pero sí todos coincidimos que la unidad de concepción nos permitirá una acción ordenada en representación del conjunto del pueblo argentino, que espera de nosotros algo mucho más importante que disputas internas.

Aquellos compañeros que tuvieron espacios de decisión estratégica y gozaron de ser reconocidos como tales, en años donde el peronismo gobernaba, también deben comprender que los tiempos han cambiado y deben dejar aflorar nuevos dirigentes y colaborar desde otro lugar, valioso por cierto, pero conscientes de la nueva realidad, para que volvamos a ser una fuerza política atractiva con espíritu autocrítico pero con ideas claras de defensa del ascenso social de los más humildes, hacia un estado presente como equilibrador social en defensa de los mas débiles.

Lo que el Peronismo no haga a tiempo o sencillamente no haga, le servirá a algunos que intentan portar el emblema de Troya como una tarea cumplida al solo premio de un rédito personal.

Por tal razón la Patria se impone por sobre las diferencias internas que podrán ser saldadas en una discusión electoral tal sana como necesaria pero en tiempos justos, que serán sin duda en el 2017, donde el Peronismo deberá ahí sí definir quién lo conduce y quién será el emergente de un proyecto político que nació para el poder y debe reconquistarlo en el 2019. De la siembra de hoy veremos los frutos de ese tiempo, de la grandeza de hoy veremos los logros conseguidos, de la decisión oportuna la calidad dirigencial y de la estrategia adecuada la posibilidad de la victoria.

Franco La Porta

philo

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.